¿Cómo conseguir un buen acabado en superficies de acero inoxidable?

La preparación superficial es clave para obtener un buen acabado en superficies de acero inoxidable. Consiste en realizar una secuencia adecuada de desbaste, afinado y acabado utilizando diferentes abrasivos, tamaños de grano y herramientas especiales para ello. Estos elementos determinarán el tipo de acabado que se puede lograr.

En Abrasteel, nos enorgullece ofrecer una variedad de discos abrasivos de fibra vulcanizada diseñados específicamente para el tratamiento de superficies de acero inoxidable. Cada tipo de disco está desarrollado para adaptarse a diversas aplicaciones y proporcionar resultados excepcionales.

Tipos de acabados más comunes en acero inoxidable

Acabado pulido espejo o pulido brillante

El acabado pulido espejo o pulido brillante es ampliamente utilizado en superficies de acero inoxidable, aunque también puede aplicarse en otros metales como latón o aluminio. Este acabado se caracteriza por su aspecto altamente reflectante y su brillo intenso. Para lograr un pulido espejo uniforme desde cualquier perspectiva, se emplea una técnica especial que implica cruzar el sentido de lijado en un ángulo de 90°.

Esta técnica de cruzar el sentido de lijado tiene un propósito fundamental: romper la dirección de la rugosidad superficial generada durante el proceso de desbaste. Al hacerlo, se logra una superficie más lisa y afinada, libre de imperfecciones visibles. A diferencia de otros acabados direccionales, el pulido espejo no presenta una orientación específica y proporciona un acabado brillante y uniforme sin importar la dirección de observación.

Tipos de acabados para superficies de acero inoxidable

Para alcanzar un pulido espejo excepcional, es necesario seguir una secuencia de pasos meticulosos. En primer lugar, se utiliza un abrasivo de grano grueso para eliminar cualquier irregularidad superficial y crear una base uniforme. A continuación, se continúa con abrasivos de grano cada vez más fino para refinar aún más la superficie. Esto se realiza en varias etapas, con un progresivo aumento de la finura del grano, hasta alcanzar el grado de pulido deseado.

Blog

Acabado satinado

A diferencia del pulido espejo, el acabado satinado es un acabado direccional que exhibe destellos en una dirección específica. Este tipo de acabado se logra mediante el uso de rodillos o tambores de lija abrasiva en máquinas portátiles. También es posible obtenerlo mediante el empleo de una lijadora de banda larga, que ofrece una amplia variedad de opciones en términos de elementos de contacto y velocidades variables.

El proceso de acabado satinado implica el lijado de la superficie en una dirección determinada para crear una textura uniforme y distintiva. El resultado final es una apariencia mate con destellos que se extienden en una sola dirección. Este acabado direccional aporta un aspecto industrial y moderno a las piezas de acero inoxidable.

Los rodillos o tambores de lija abrasiva utilizados en el acabado satinado están diseñados específicamente para este propósito. Estos rodillos o tambores cuentan con abrasivos de grano fino que permiten obtener una textura suave y uniforme en la superficie del acero inoxidable. La presión y la velocidad de las máquinas portátiles o de la lijadora de banda larga se ajustan cuidadosamente para lograr el acabado satinado deseado.

El acabado satinado es muy habitual en el mercado debido a su apariencia atractiva y a su capacidad para ocultar marcas de desgaste y arañazos menores. Este tipo de acabado es particularmente adecuado para aplicaciones donde se busca un aspecto industrial y contemporáneo, como la fabricación de muebles, la arquitectura interior, los electrodomésticos y otros productos de diseño.

En Abrasteel, entendemos la importancia de obtener un acabado satinado de alta calidad y consistencia. Nuestros discos abrasivos y herramientas especializadas están diseñados para ofrecer un lijado preciso y eficiente, proporcionando resultados excelentes en términos de textura y uniformidad. Confíe en nuestra experiencia y en nuestros productos para lograr el acabado satinado que se ajuste a sus necesidades estéticas y funcionales.

Acabado vibrado

El acabado vibrado es el más sencillo de los tres tipos de acabados que se mencionan. A diferencia del pulido espejo y del acabado satinado, el acabado vibrado se realiza de forma manual utilizando una lijadora excéntrica o roto-orbital. Este proceso implica crear líneas curvas en la superficie, similares a «caracolillos», mediante el uso de la lijadora.

Una vez que se ha generado la textura deseada, se procede a repasar la superficie con un vellón para obtener el acabado vibrado final. Aunque este tipo de acabado no es direccional, lo que significa que no presenta destellos en una dirección específica, ofrece una apariencia única y distintiva.

Blog

El acabado vibrado tiene algunas cualidades distintivas que lo hacen atractivo en ciertas aplicaciones. Aunque no es tan fino y estético como el pulido espejo o el acabado satinado, el acabado vibrado envejece de manera atractiva y conserva su apariencia a lo largo del tiempo. Además, este acabado ofrece una buena durabilidad y resistencia, lo que lo convierte en una opción adecuada para aplicaciones donde se requiere una mayor resistencia al desgaste.

Una de las ventajas del acabado vibrado es su proceso de aplicación relativamente sencillo. A diferencia de otros acabados que pueden requerir una formación prolongada para los operarios, el acabado vibrado puede lograrse de manera más rápida y eficiente. Esto ahorra tiempo y recursos, lo que lo convierte en una opción rentable para ciertas industrias.

Si bien el acabado vibrado puede no ser adecuado para todas las aplicaciones debido a su aspecto menos refinado, hay ciertos sectores y productos que se benefician de este acabado distintivo. Por ejemplo, en la fabricación de piezas decorativas, muebles de estilo rústico o industrial, o en aplicaciones donde se busca un aspecto más informal y único, el acabado vibrado puede ser la elección perfecta.

¿Qué debemos tener en cuenta cuando llegue el momento de escoger el tipo de acabado?

  • Funcionalidad: Dependiendo del uso del material, diferentes acabados pueden afectar su funcionalidad. Por ejemplo, un acabado satinado puede ser más resistente a arañazos y corrosión, mientras que un acabado pulido puede proporcionar una superficie más suave y fácil de limpiar.

  • Estética: el acabado también influye en el aspecto estético del material. Un acabado satinado puede brindar un aspecto más industrial y moderno, mientras que un acabado pulido puede proporcionar una apariencia más elegante y refinada.

  • Aplicación: La elección del acabado puede depender del entorno de aplicación. Por ejemplo, un acabado pulido puede ser más adecuado para aplicaciones arquitectónicas o decorativas, mientras que un acabado satinado puede ser más apropiado en entornos industriales.

  • Coste: Algunos acabados más elaborados, como los acabados espejo, pueden tener un mayor coste en comparación con los acabados satinados o vibrados.

  • Mantenimiento: Es importante considerar el nivel de mantenimiento requerido para mantener el acabado. Algunos acabados pueden requerir un mantenimiento más frecuente para conservar su apariencia, mientras que otros son más fáciles de mantener a lo largo del tiempo.

Logo Abrasteel

En Abrasteel, somos expertos en la fabricación de abrasivos y comprendemos a la perfección cada uno de los tipos de acabados en acero inoxidable. Nuestros productos y soluciones están diseñados para ayudarle a lograr los resultados deseados en sus proyectos de acabado para superficies de este tipo de acero. 

Si quiere contactar con nosotros, puede hacerlo rellenando con sus datos de contacto el formulario que encontrará en este enlace. También puede llamarnos por teléfono al 93 835 50 20, o enviarnos un correo electrónico a la dirección info@abrasteel.com. ¡Así de sencillo!