Los cepillos con núcleo, denominados algunas veces como cepillos mil hojas, sirven para afinar la rugosidad de los procesos de desbaste y afinado de una superficie. Estos se emplearán para procesos anteriores al brillo, satinado, pintado o baño. Estos se pueden utilizar junto a la pasta de pulir pómez ABRASTEEL, así los mismos dejan un acabado mucho más fino que sin pasta y sin perder agresividad del mismo.