Las bandas cerámicas se utilizan para el esmerilado o lijado de materiales férricos y no férricos. El grano cerámico es un grano corindón tratado sintéticamente a alta temperatura dándole una dureza muy superior a todos los minerales que hay para tratar los metales. Así este tipo de grano es el más agresivo que hay en el mercado, este se puede fabricar desde el grano 24 hasta el grano 120 en soporte X, y en grano fino hasta el grano 400 en soporte F.